Nacional

Felicidad y mala suerte: la grave lesión de Omar Merlo tras festejar el título de Huachipato

Luego de anotar el gol que le dio el título a Huachipato en 2012, Omar Merlo sufrió una grave lesión que le impidió sumarse a celebrar con sus compañeros. Horas más tarde se confirmó el diagnóstico: rotura de ligamento cruzado.

Felicidad y mala suerte: la grave lesión de Omar Merlo tras festejar el título de Huachipato

Felicidad y mala suerte: la grave lesión de Omar Merlo tras festejar el título de Huachipato

El defensor Omar Merlo jugó un rol protagónico en la final de playoffs por el Torneo de Clausura 2012. En la ida, el jugador cometió el error más desagradable para un zaguero: un autogol. La anotación se sumó a las dos anotaciones de Sebastián Jaime y le sumó dificultad a la tarea de Huachipato.

¡Disfruta lo mejor de nuestro fútbol en ESTADIO TNT Sports! Míralo en tu celular, smart tv, tablet y notebook. Suscríbete ahora.

Sin embargo, los "acereros" estaban decididos a hacer historia. En el partido de vuelta, disputado ante un CAP de Talcahuano repleto, Daniel González hizo un doblete que le puso aún más tensión al encuentro. A pocos minutos del final, Manuel Villalobos disparó un zurdazo que terminó por forzar la definición a penales.

Omar Merlo fue el último en patear por Huachipato y selló con su gol la segunda copa en la historia del club. En medio de la gloria, el defensor festejó efusivamente pero un gesto en su cara en señal de dolor terminó por encender las alertas.

Estaba con una gran lesión antes de patear el penal”, recordó Jorge Pellicer en entrevista con Memorabilia. A juicio del ex entrenador "acerero", el jugador había recibido diversas faltas durante el partido que fueron anticipando su problema.

Cuando el equipo iba a celebrar junto a Merlo, el jugador les pidió que por favor no se acercaran y lo dejaran solo. “Pidió que no lo abrazáramos y yo dije: acá pasó algo raro. Él nunca se lesionaba, así que supe que era grave”, añadió ex el portero Nery Veloso.

Más tarde los diagnósticos médicos confirmaron lo peor: se trataba de una rotura de ligamentos cruzados, una de las peores lesiones. Merlo, quien estaba siendo sondeado por los clubes grandes del fútbol chileno y sumaba un récord de 78 encuentros jugados como titular desde que arribó a Chile, tuvo que alejarse de las canchas por varios meses.

En su retorno, el zaguero argentino nacionalizado chileno recibió la jineta de capitán y se convirtió en uno de los ídolos de la institución "acerera".

Comentarios