Nacional

El goleador formado en La Serena que se retiró en Coquimbo

El delantero vivió momentos tristes y alegres vistiendo las dos camisetas del clásico de la cuarta región.

Avatar del

Por N. Valenzuela

Flores anotó más de 100 goles con La Serena y se retiró con Coquimbo(ANDRES PINA/PHOTOSPORT, STF)

Flores anotó más de 100 goles con La Serena y se retiró con Coquimbo | ANDRES PINA/PHOTOSPORT, STF

El clásico de la cuarta región vivirá una nueva versión este sábado cuando Deportes La Serena reciba a Coquimbo Unido a partir de las 12:00, con dos equipos que aún no suman su primera victoria en el Campeonato Nacional 2022.

Uno que sabe de clásicos es Felipe Flores, delantero que se formó en los granates y jugó en tres oportunidades (1995-99; 2003-04 y 2005-06), pero se retiró en los aurinegros en 2007-08, teniendo la suerte de anotar en el tradicional encuentro con ambas camisetas.

¡Disfruta lo mejor de nuestro fútbol en ESTADIO TNT Sports! Míralo en tu celular, smart TV, tablet y notebook. ¡Suscríbete ahora!

En conversación con TNT Sports Digital el ariete reconoció que el actual duelo será "una sumatoria de estrellas, encabezadas por dos monstruos como Humberto Suazo y Esteban Paredes", además que "si bien pensaba que Coquimbo se armó mejor, después de la primera fecha Serena mejoró mucho. Se puede especular mucho, pero los clásicos son clásicos, acá se hacen héroes y villanos".

Y Flores le tocó ser ambos y con las dos camisetas. Junto a Carlos TejasRaul Palacios, Victorino "Torino" López, Cristóbal Marín, Juan Quiroga, Mario Pardo y Marco Sebastián Pol son de los pocos jugadores que vieron el partido desde ambas veredas.

"Jugué siete con Serena y dos con Coquimbo", dice el ahora comentarista antes de recapitular que le tocó "ganar, perder, empatar, ganarlo bien, perderlo bien, en los últimos minutos. Tuve la suerte de vivir este partido especial muchas veces. Marqué varios goles por los dos. Es un recuerdo muy lindo que voy a atesorar siempre".

Uno de esos fue la primera vez que le tocó ir a La Serena con la camiseta de Coquimbo: "Obviamente toda la gente estaba enojada, pero un hincha me gritaba cosas muy íntimas, con mucho detalles. Mientras calentaba, trataba de levantar la cabeza para verlo".

"Ahí me di cuenta que era mi tío José, el hermano de mi mamá que me recontra puteó, pero después me llamó para decirme que me quiere mucho y las cosas quedan en la cancha", recuerda entre risas un partido donde anotó los dos goles "piratas" en el último clásico en 13 años en Primera División.

"La Serena es el equipo de mi alma", agrega sin dudar Flores antes de recordar que "el gol es lo más lindo que hay en el fútbol y siempre lo voy a celebrar. Fui criticado, pero no lo entiendo, porque no veo así el fútbol".

No fue fácil, porque "hice más de 100 goles con Serena, hice goles importante con Coquimbo, pero siempre te van a recordar porqué te cambiaste de equipo. Yo tomo esa frase que dice que hay que preocuparse cuando no hablan de ti". 

Con los "papayeros" también momentos de dulce y agraz. Como en 1997, cuando "siendo un juvenil ganamos 1-0 en los últimos minutos con una jugada muy linda mía", pero el que más recuerda fue un empate 1-1.

"Íbamos perdiendo 1-0 y nos cobran un penal, pero todos mis compañeros se fueron a tomar agua, así que asumí la responsabilidad de pegarle. Yo venía de perderme un penal el partido anterior. Igual hice el gol y me quise sacar la mufa, pero me expulsaron por hacer un 'Pato Yañez'. No lo hice por insultar, sólo me quería sacar la mufa", recuerda entre risas.

Pero después vino el paso al "barbón", el que con el tiempo recuerda con cariño. "Cuando tomé la determinación de ir para allá, lo decidimos en familia. Nunca me voy a olvidar que mi papá, que era muy importante, me dijo 'hijo, dele no más, total esto es fútbol y se olvida'. Parece que estaba equivocado porque hasta hoy Patricio Rubina me molesta cuando nos juntamos los del ascenso del 2003", dice el formado en los "papayeros".

Para el otrora delantero, el clásico de ahora es distinto, pero se vive con la misma pasión. "Antiguamente la gente te paraba en la calle, te expresaba lo que sentía por ese partido. Ahora existen las redes sociales, es otro formato, la gente se hace más partícipe y opina mucho. Uno palpa más el sentir del hincha", recordó.

"Antes te daban un palmazo en la espalda o un 'buena suerte' si te veían en el centro. Ahora te llega un mensaje directo desde cualquier parte del mundo. Es extremo en algunos casos, pero es una forma distinta", cerró Flores, uno que festejó con ambas camisetas en el clásico de la cuarta región.

Comentarios