Nacional

El ejemplo de Carlos Palacios y el trabajo físico, más temas de Bastián Yáñez

El traspaso a Brasil de la "Joya" fue algo que el puntero izquierdo de la Unión Española abordó. Y también reveló cómo ha hecho para mejorar un aspecto que sentía débil. ¡Acá sus declaraciones!

Bastián Yáñez es una de las mayores promesas que tiene la Unión Española. El zurdo extremo de 20 años marcó dos goles y regaló cuatro asistencias al cabo de la primera rueda del Campeonato Nacional 2022, que tiene a los hispanos en la pelea por lo más alto de la tabla de posiciones. 

¡Disfruta lo mejor de nuestro fútbol en ESTADIO TNT Sports! Míralo en tu celular, smart TV, tablet y notebook. ¡Suscríbete ahora!
 

Gracias a ese desempeño, el renquino fue destacado como el mejor Sub 21 de la primera parte del torneo. En la visita que hizo al panel de Todos Somos Técnicos, el habilidoso jugador contó parte de su historia, incluida la decisión clave que tomó Jaime Carreño padre y que fue trascendental en su emergente carrera profesional. 

Pero eso no fue todo. El "Basti" se refirió a un ejemplo que dejó otro promisorio futbolista que entregó el semillero del elenco de Plaza Chacabuco: Carlos Palacios, quien vive sus primeros meses en el Vasco da Gama luego de una experiencia muy poco fructífera en el Internacional de Porto Alegre. 

"Es un buen ejemplo de que algunos dicen que salió a muy temprana edad y quizá eso le complicó mucho. También el idioma, que juega un poco en contra y estar lejos de la familia, quizá eso también le estuvo jugando muy en contra", manifestó Bastián Yáñez.

Y agregó que "es cosa de adaptarse bien. Me gustaría terminar este año con un título en la Unión Española, sería un sueño levantarlo en el equipo que me formó y me vio crecer. Ahí me gustaría salir al extranjero"

Hubo otro tema, por cierto: el aspecto físico, algo que el jugador del elenco de colonia identificó como un punto débil en el repertorio de cualidades que tiene. "El año pasado comencé a entrenar particular con un preparador físico. Estoy trabajando en un lugar súper humilde, no es un gimnasio de élite ni nada. Hago ese trabajo que a veces no me gustaba tanto porque llegaba a la casa, me acostaba y era todo el día", reconoció.

"Ese trabajo a uno lo ayuda bastante. Lo noto demasiado, antes en los 50 o 60 minutos del segundo tiempo estaba liquidado. Más con el juego que tengo yo, que es con mucho ida y vuelta, traté de mejorar la alimentación, estoy entrenando mucho después de cada entrenamiento de la mañana", cerró Yáñez, quien tiene un gran futuro por delante. 

 

Comentarios