Juegos Olímpicos

Simone Biles se baja de la final por "demonios en la cabeza" y USA pierde el oro

La estadounidense, para muchos la mejor gimnasta de la historia, se retiró de la final ante Rusia por razones médicas que en un inicio no fueron reveladas, pero que ella misma explicó y había dado a entender hace un día. 

En un inicio, se especuló con que una lesión de tobillo había provocado la decisión de Simone Biles.

En un inicio, se especuló con que una lesión de tobillo había provocado la decisión de Simone Biles.

Dudas. Muchas dudas en torno a la salud de la mejor gimnasta de la historia. Y las abrió por su decisión en la final por equipos de la gimnasia artística, que tuvo una jornada imborrable para Estados Unidos y Rusia. Sus motivos encienden el foco que apunta a la salud mental. Simone Biles, quien para muchos y muchas especialistas es la mejor de la historia, abandonó la competencia por "razones médicas" que, al menos en primera instancia, no fueron detalladas.

Eso sí, según describe el diario El País, los saltos que dio una vez que la determinación estaba tomada dan a entender que esos motivos no tienen relación con su físico. Es más, a través de su cuenta de Instagram, la deportista de 24 años nacida en Columbus dejó claras señales de que en Tokio 2020 no está viviendo precisamente sus mejores jornadas. Algo que sirvió de anticipo a lo que ella misma confirmó. 

"Hay veces que siento que todo el peso del mundo está sobre mis hombros. Sé que debo hacer que la presión no me afecte, pero a veces es difícil, hahaha. Los Juegos Olímpicos no son una broma", posteó Biles, ganadora de 19 campeonatos mundiales, parte del palmarés que la erige como la gimnasta más laureada de la historia. Algo dio a entender de su estado mental. "Tenía demonios en la cabeza y estoy peleando contra ellos", explicó ella después de la competencia a la que su mente no la dejó acudir. 

Y eso, cómo no, pegó en el combinado de Estados Unidos, que no pudo con las rusas, quienes totalizaron 169,528 puntos y fueron inalcanzables para las actuales monarcas olímpicas, cetro que no perdían desde Beijing 2008, cuando China se impuso en la competencia. Esta vez, la presea de oro fue quedó para el Comité Olímpico Ruso, impedido de usar su bandera por una sanción de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que fijó cuatro años sin participar en eventos deportivos, aunque el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) redujo la sanción sólo a dos. COR, la sigla para esta edición de la cita de los anillos, suma siete medallas ganadoras y marcha en el 4° lugar del medallero. 

Pero los Juegos Olímpicos en la capital japonesa no han terminado para Biles, pues tiene todavía dos finales por delante: la de ejercicio completo el jueves 29 de julio y por aparatos, que se desarrollarán entre el domingo 1 y lunes 2 de agosto. 

Comentarios