Internacional

Tres récords que pueden romperse en la final de la Champions

El Bayern Múnich y el PSG se juegan algo más que el título continental europeo.

El Bayern y el PSG dirimen este domingo al nuevo rey de Europa.

El Bayern y el PSG dirimen este domingo al nuevo rey de Europa.

Este domingo, los fanáticos y fanáticas del fútbol de todo el mundo tienen una especial cita cuando, desde las 15.00 horas, se enfrenten el PSG y el Bayern Múnich en la final de la Liga de Campeones.

Ambos elencos llegan en un excepcional estado de forma a definir al nuevo rey de Europa, en una definición en la que se jugarán algo más que la gloria continental.

Y es que hay al menos tres registros que podrían batirse durante esta jornada, con especial énfasis en el equipo alemán, que completa una temporada de ensueño que quiere rubricar con la obtención de la "Orejona".

Ganarle al PSG en los 90 minutos, le valdría a los germanos para ser los primeros en toda la historia en consagrarse en el torneo con un 100% de rendimiento. Hasta ahora suman 10 triunfos en línea. Nadie ha ganado la competencia sumando sólo victorias y nadie en toda la historia del campeonato suma 11 triunfos en línea.

Además, con 42 anotaciones en lo que va del torneo, los muniqueses están sólo a tres goles del máximo registro anotador en una misma edición, que le pertenece al Barcelona desde la temporada 1999-2000.

El mérito es doble pues, de lograrlo, lo harían con cuatro partidos menos que aquel plantel azulgrana, debido al especial formato de la actual edición del torneo a raíz del coronavirus.

En cuanto a las distinciones individuales, finalmente, el polaco Robert Lewandowski está a un paso de ingresar en la historia grande del fútbol mundial pues sólo necesita dos goles para equiparar el mayor registro anotador de un jugador en una misma versión del certamen.

El atacante registra 15 anotaciones y necesita al menos dos para igualar la marca que estableció Cristiano Ronaldo en la edición 2013-2014, aunque con el mismo condimento especial de una menor cantidad de partidos.
 

Comentarios