Internacional

La redención de Kingsley Coman

El francés, formado en PSG, pensó en el retiro en 2018 y este domingo le dio la sexta Champions al Bayern Múnich.

El futbolista francés cumplió con la "ley del ex" y firmó su redención después de varias lesiones.

El futbolista francés cumplió con la "ley del ex" y firmó su redención después de varias lesiones.

Kingsley Coman se transformó en el héroe de la sexta "Orejona" del Bayern Múnich, tras anotar el único gol con que los bávaros derrotaron al París Saint-Germain en la gran final de la Champions League 2019-20 que se celebró en Lisboa.

Pero la historia de Coman tiene dos factores importantes en esta jornada. La primera es que el jugador respondió a la máxima del fútbol de la "ley del ex": fue formado en las series menores del cuadro parisino, antes de ser vendido en 2014 a la Juventus. Seis años después, le arrebató el sueño a su primer equipo profesional.

La segunda es algo más complicado. Coman ha sufrido una serie de lesiones importantes en su joven carrera. El jugador, de 24 años, declaró en 2018 que estaba evaluando su retiro debido a los constantes problemas físicos que acumulaba.

"No quiero revivir el pasado, suficiente es suficiente; no aceptaré una tercera operación. Tal vez, mi pie no está hecho para esto. Me iré, viviré otra vida, una vida anónima", dijo en esa ocasión a la cadena TF1 de Francia.

En 2019, ese fantasma reapareció con la lesión que sufrió ante Tottenham en esta misma edición de la Champions. Finalmente, el fútbol le dio su redención y una "Orejona" que jamás olvidará.

Comentarios