Internacional

Despertador inesperado: La anécdota de Alarcón horas antes de enfrentar al Barcelona

"Tomi" conversó con Pelota Parada y contó un gracioso episodio el día que el Cádiz igualó ante los culés por LaLiga. ¡Acá más detalles!

El 23 de septiembre de este año, el Cádiz igualó sin goles ante el Barcelona por la sexta jornada de LaLiga. Ese día, Tomás Alarcón tuvo un gran desempeño y hasta evitó una posibilidad de gol, pues frenó un contra-ataque que conducía el holandés Memphis Depay con una infracción que le valió la tarjeta amarilla. 

¡Disfruta lo mejor de nuestro fútbol en ESTADIO TNT Sports! Míralo en tu celular, smart TV, tablet y notebook. ¡Suscríbete ahora!

Aquel partido se disputó a las 17 horas, según el horario español, pero la jornada comenzó muchísimo antes para el centrocampista chileno. En una conversación extensa con Pelota Parada, el jugador formado en las divisiones menores de O'Higgins contó una anécdota graciosa, aunque en aquel momento no fue para nada así.

"Me pasó una anécdota muy curiosa ese día: me acosté como siempre, estaba mi familia acá. Y recuerdo que eran las 7.30 de la mañana y se empieza a escuchar un ruido, un zumbido. Me despierto y digo "qué será a esta hora". Pensé que estaban arreglando la calle, era mucho el ruido", afirmó el rancagüino de 22 años. 

Y por supuesto que la historia no terminó ahí. "Me levanto y era el jardinero, que se le había olvidado que tenía que llegar a las 11 de la mañana y empezó a meter bulla a las 7.30 en el condominio. Acá vivimos seis jugadores del Cádiz y se le ocurrió ese preciso día. Después no pude seguir durmiendo, y estábamos enojados. Pensaba que es el partido más importante que tengo en el año y se le ocurre a este caballero venir a las 7.30 de la mañana a despertarme. Fue una anécdota linda. En el momento estaba molesto, pero después me lo tomé con humor", agregó "Tomi".

¿Hubo más palabras de aquel juego ante los culés? Sí. "Jugar contra el Barcelona fue un sueño, más allá del momento que pasen ellos, siempre es el Barcelona. Tienen jugadores de primer nivel, son extraordinarios. Imagínate que recuperé muy pocas pelotas en el primer tiempo, llegué al camarín y dije que era increíble el nivel de los controles de Depay y De Jong. Después cuando les expulsaron un jugador, se nos hizo un poco más fácil, a nosotros sobre todo en el mediocampo porque no tenían tanto la posesión y nosotros tratábamos de hacer nuestro juego con mucha más gente y pillarlos mal parados de contragolpe. Eso me sirvió muchísimo para tener el balón, pensar con un poco más de tiempo. Lamentablemente sacamos un empate, pero la sensación era que podíamos haber ganado ese partido. Habría sido histórico para el Cádiz y también para mí", cerró Tomás Alarcón, quien ha computado 822 minutos en cancha durante esta campaña. 

 

Comentarios