Imagen ilustrativa sobre TNT Sports

Vive el fútbol chileno, estés donde estés.

SUSCRÍBETE
Internacional

La Guerra del Fútbol: El conflicto armado entre El Salvador y Honduras que llegó a las canchas

Dicen que para no pelear, no hay que hablar de fútbol, política, ni religión. Pero El Salvador y Honduras juntaron dos de estos temas, provocando la Guerra de las Cien Horas ¡Lee más acá!

Por Mari Muñoz Salazar

Dicen que para no pelear, no hay que hablar de fútbol, política, ni religión. Pero en una ocasión, dos de estos temas se juntaron y provocaron una guerra.

La historia se sitúa en 1969, un año antes del Mundial de México 1970, en las eliminatorias para la cita mundialista, donde Honduras y El Salvador se enfrentaban para decir presente por primera vez en el gran certamen.

¡Disfruta lo mejor de nuestro fútbol en ESTADIO TNT Sports! Míralo en tu celular, smart tv, tablet y notebook. Suscríbete ahora.

El primer partido lo había ganado Honduras 1-0 en Tegucigalpa, mientras que el segundo fue para El Salvador por 3-0, y todo se decidiría en un tercer encuentro que daría paso al debut de uno de estos países en un Mundial de Fútbol.

Pero mientras en la cancha los centroamericanos se jugaban hacer historia en el balompié, fuera de ella ambas naciones vivían un tenso ambiente político-diplomático.

En aquellos años, tanto en El Salvador como en Honduras, gran parte de la población era obrera y empobrecida, conducidos por élites que tenían la mayoría de las riquezas. Además, en el caso de El Salvador, tenían un territorio mucho menor que Honduras, pero con casi 700 mil habitantes más.

Debido a ello, para la fecha de los partidos, cerca de 300.000 salvadoreños residían en Honduras en busca de una mejor calidad de vida. Su residencia causó malestar en la clase obrera, quienes ya tenían un gran resentimiento por la clase política que los lideraba y parecían beneficiar a los extranjeros con diferentes reformas.

Es así que tras el segundo partido, la tensión política y el sentimiento de patriotismo que inculcaba el deporte, el presidente hondureño se vio obligado a ordenar la deportación de migrantes, y cerca de 12.000 salvadoreños abandonaron el país.

Finalmente, todo explotó luego del tercer partido. El Salvador y Honduras quedaron 2-2, obligando un alargue que aumentó las tensiones, ya que en paralelo, El Salvador rompía relaciones diplomáticas. Pero la clasificación debía decidirse, y un gol de Mauricio Rodríguez en el minuto 11 les dio el cupo a los salvadoreños.

Y aunque todo parecía zanjado, tres semanas después, El Salvador ordenó invadir Honduras y comenzó una avanzada aérea que duró cuatro días, la cual logró ser detenida por la Organización de Estados Americanos.

Sin embargo, hasta el día de hoy ambos países mantienen una complicada relación, la cual provocó la clausura de su frontera, el cese del intercambio comercial y la muerte de al menos 3.000 civiles.

Lo más Visto