Internacional

Argentina se quedó con el título ante Italia en Wembley

Lautaro Martínez, Ángel Di María y Paulo Dybala anotaron para los dirigidos de Lionel Scaloni. ¡Entérate de más acá!

Avatar del

Por M. Sepúlveda

Ángel Di María anotó el segundo gol transitorio del 3-0 de Argentina sobre Italia.

Ángel Di María anotó el segundo gol transitorio del 3-0 de Argentina sobre Italia.

Antes de que empezara en Wembley la Finalissima entre Italia y Argentina, los himnos de ambas naciones paralizaron a los espectadores que llegaron a presenciar el duelo de campeones de la Eurocopa y la Copa América, respectivamente. La ocasión sirvió además para realizar un nuevo homenaje para Diego Maradona, los hinchas de ambas escuadras repletaron de camisetas y banderas de "La mano de Dios".

¡Disfruta lo mejor de nuestro fútbol en ESTADIO TNT Sports! Míralo en tu celular, smart TV, tablet y notebook. ¡Suscríbete ahora!

Si bien el ritmo del partido parecía favorecer a los europeos, Argentina supo golpear en dos momentos determinantes de la primera etapa. En el minuto 28 Giovani Lo Celso recuperó en campo contrario y sirvió de inmediato para Lionel Messi, quien esperó a su marcador, lo rodeó y se lo llevó por la izquierda del área hasta centrar para Lautaro Martínez, quien anotó la apertura de la cuenta cuando sólo tuvo que empujar.

El juez chileno Piero Maza dio dos minutos de adición y antes de que ello se cumpliera, el propio atacante del Inter de Milán recibió de espalda al arco un largo balón del Dibu Martínez, giró, encaró y se la sirvió a Ángel Di María para que se la picara a Gianluigi Donnarumma y marcase el 2-0 definitivo. Durante la segunda fracción quien más lo intentó fue el considerado mejor futbolista de la historia, pero su compañero en el PSG fue clave para evitar una goleada albiceleste.

Quizás la opción más clara y espectacular del "10" fue cuando le quitó el balón a Jorginho y recorrió toda la cancha hasta patear al arco defendido por el arquero de 1.96 de estatura:

El resto fue un monólogo de los dirigidos por Lionel Scaloni, quienes tenían guardada una celebración más y fue justo en el cuarto y último minuto de adición: Paulo Dybala ingresó justo antes de que aprovechara un balón suelto al borde del área y remató de zurda al palo de la mano izquierda y desató la euforia de todos los jugadores y los hinchas que representaron el coliseo de Londres.

Comentarios